I’m just a person

Compartir

Una conversación con los libros que leo

Me gustaría tener una historia con la explicar el origen mi relación con la lectura. Ya sabéis, una de esas anécdotas de infancia inolvidables en las que un acontecimiento marca el resto de una vida, pero no tengo ninguna.

Solo sé que una vez que aprendí a leer ya no dejé de hacerlo. Lo que sí puedo afirmar es que según me convertía en adulta, echaba de menos compartir esta afición. Hablar de literatura, de autoras o de historias con otros seres humanos que disfrutaran de ello tanto como yo era complicado en mi entorno. Hace unos años encontré el medio para hacerlo en Instagram, donde existe una comunidad de lectoras y lectores que comparten sus gustos y descubren títulos casi compulsivamente.

Me subí al carro y es lo que hago principalmente en esa red social: hablar de mis lecturas. Jamás me atrevería a afirmar que lo que escribo son reseñas o críticas literarias. No se trata de eso. Más bien son las impresiones o sensaciones que extraigo de lo que leo como un mero ejercicio de llevar la experiencia lectora a un nivel más profundo.

Este blog nace como una extensión de este pasatiempo, con la ventaja de que aquí no tengo un límite de caracteres y la de, quizá, darle otro formato más atractivo. No esperéis encontrar objetividad, erudición o sabiduría en este sitio. Solo soy una persona. Una que lee porque, como dijo David Bowie, es «mi idea de felicidad absoluta».